martes, 2 de marzo de 2010

:oído en


Oído en un bar:
-El órgano sexual más grande es el cerebro.
-Eso es que no me has visto la polla.

Oído en la cola de una carnicería:
-Cada uno de mis hijos es una bendición, pero todos juntos son una maldición.

Oído en una cola esperando taxi:
-¡Mira que eres gilipollas!
-Y aún así me quieres. Eso no te deja en muy buen lugar.

Oído en una cafetería:
-(A un niño) Esta es una moneda mágica, porque en vez de cara (enseñándole la cruz) tiene una cruz, y en vez de cruz (girando la moneda) tiene una cara.

Oído en televisión:
-Conocí a una que estaba muy contenta y se murió.