martes, 31 de marzo de 2009

:paradoja

No soy mucho de colgar aquí los chistes diarios del señor Entrialgo, más que nada porque los tienen enlazados aquí al lado para solaz de grandes y chicos. Pero el de ayer me parece tan impepinable que no pude evitar la tentación. Ahí queda eso.