viernes, 8 de febrero de 2008

:pioneros

En un año tan temprano como 1985, mientras grupos como Mantronix todavía estaban sentando las bases de la old school en Estados Unidos, en España ya podíamos disfrutar de unos pioneros muy sui generis del hip-hop patrio. De sobras es conocida la obra capital en este terreno de la polimórfica Lola Flores, con su avanzado Alvarinho Picaporte, pero menos conocido es el caso que aquí nos ocupa, y que deseamos sacar a la luz en toda su dimensión. Queremos dejar constancia de que David el Gnomo, en la sintonía de apertura de su serie homónima, presentaba las bases, no sólo estilísticas sino también temáticas, que habrían de capitalizar buena parte de las rimas urbanas futuras.

El rapeado de la parte central de dicha composición fue algo inaudito en la época a este lado del océano. El hallazgo es sorprendente aún hoy día, pero no podemos ni imaginar lo que supuso para los virginales espectadores de aquel entonces. Sólo habría que añadir una base de breakbeats y un par de scratches y ya tendríamos el clásico sonido hip-hop con todos sus elementos configuradores. Pero esta base electrónica no sólo no pudo usarse (a pesar de que tenemos constancia de que se avanzó en ella), sino que hubo que realizar otros cambios previos a su emisión televisada: por comprensibles presiones de las altas esferas este pionero rapeado tuvo que ser encapsulado dentro de una sintonía más tradicional y acorde con el formato infantil-juvenil al que iba destinado. Pero el genio compositivo del autor logró introducir dos elementos sintomáticos que les pasaron inadvertidos a los despistados gerifaltes: el sampler de viento entre los árboles que abre y cierra el tema, y ciertos elementos temáticos que trufan la letra haciendo referencia, de forma más o menos velada, al particular universo hip-hop. En el glosario que sigue destacamos los que consideramos más idiosincrásicos y representativos:

-Resaltar el propio ego: música ególatra por antonomasia, sólo podía empezar de una forma: “Soy un gnomo”. Después, marcar el territorio, es decir, establecer unos parámetros geográficos que son extensión del propio, y desmesurado, ego. Mientras al otro lado del charco las rimas nos hablan una y otra vez de Compton o Brooklyn, en España nos basta con un escueto pero tremendamente esclarecedor “aquí en el bosque soy feliz”.

-Alardear sobre las propias capacidades, con una actitud chulesca que raya en la hipérbole (“soy 7 veces más fuerte que tú”).

-Pertenencia a un clan, a una familia, valuarte y salvaguarda de todo lo positivo, entendido como una tradición que hunde sus raíces en una esencia primigenia de índole natural, no corrompida; y odio consiguiente al clan contrario, al otro, que simboliza todo lo negativo, toda perversión de lo natural (las luchas entre ganstas costa este/costa oeste, aquí trasladado al odio hacia los trolls y las mofetas).

-Fidelidad al clan por encima de todo (“encuentros secretos que nunca diré”).

-Apología del cannabis (“uso hierbas que yo sé que pueden curar”, “siempre estoy de buen humor”).

Lo que muchos ignorarán es que David el Gnomo es sólo el MC de esta sintonía, pero no el compositor. El verdadero genio en la sombra no es otro que Teo Cardalda, que sólo un par de años después renunciaría a todo atisbo de dignidad artística y se convertiría en el panochas del piano de Cómplices. Efectivamente: ver para creer.


6 comentarios:

UNDER dijo...

Interesantisimo post tio...hay cosas que el hombre no deberia saber jamás...para mi desde ahora David el Gnomo ya no es un mito...jajajajaja...Saludos

Anónimo dijo...

No le llevaré la contaria a Under, pero... David es David, y el no tiene la culpa!
.... Soy un gnomoooooooo...y aquí en el bosque soy feliiiiizzzzzzzz....
Un beso y mucha ¡¡¡ENERGY!!! (con permiso del gran Rafa)

Sublimotrust dijo...

Curiosa historia que nos planteas, el pasado del jipjop castellano y pequeñito (por su altura). La guida el último párrafo...Cardalda...ejemm.

PD: ¿Valuarte? O baluarte.... ;P

toni bascoy dijo...

Efectivamente... a veces deslizo errores ortográficos en mis escritos. Todo forma parte de un plan maestro que algún día saldrá a la luz. Mientras tanto, me alegro de que alguien con criterio lea a fondo mis patochadas. Que usted lo pase bien... los 14 años que quedan de planeta tierra.

BORJA F. CAAMAÑO dijo...

Teo Cardalda???

Y yo que pensaba que lo había compuesto Sergio Dalma....

Un saludo

toni bascoy dijo...

Estimado Borja F.:
Efectivamente, dada su talla física (que no artística), nadie parecería más indicado que el señor Dalma para glosar las virtudes del entrañable David. Por desgracia en 1985 el señor Dalma sólo era un enano anónimo más de su Sabadell natal, lejos todavía del reconocimiento mediático que le reportaría su Bailar pegados de 1991. La historia de la humanidad está llena de ejemplos de injusticias como este. Qué se le va a hacer...