jueves, 21 de febrero de 2008

:la rebelión de las máquinas (1)

Que el mundo llegó a su fin el 24 de febrero de 1987 es un hecho conocido por todos. Las razones que llevaron a esa devastación apocalíptica, sin embargo, han permanecido ocultas a la opinión pública hasta ahora. Pasados los 20 años de rigor, se han desclasificado los documentos visuales que, de forma escalofriante, nos revelan la verdad de lo ocurrido (con un montaje torpe y una musiquilla tonta para hacerlo más comercial... es lo que tiene el post-apocalipsis). Recuerden, la verdad no sólo está ahí fuera, sino que, como El libro gordo de Petete, viene en fascículos. Aquí va el primero.

1 comentario:

BORJA F. CAAMAÑO dijo...

muy bueno...

feliz cumpleaños gicho.